1 feb. 2014

Ciclo: la sátira política

Ninotchka y Ser o no ser, ambas de Lubitsch son las dos películas más famosas del Hollywood dorado donde se ridiculiza, burla y ríe de temas tan serios como el nazismo y el comunismo, Stalinismo, matizaría yo, si se me permite. Más allá de esas dos obras maestras, existen un puñado de películas muy buenas, absolutamente recomendables, y poco nombradas.

Tovarich, film de Anatole Litvak para la WB, desarrollado en París con Claudette Colbert, estrella de este ciclo en dos cintas. Junto a Charles Boyer, interpreta a una sobrina del zar, que sobrevive en París como puede: roba y sirve, se ofrecen como matrimonio de servicio doméstico interno en una gran casa. Screwball comedy muy sofisticada. Hace referencia a las torturas en las chekas en diálogos.





Arise my love de Mitchell Leisen, guión de Billy Wilder para Paramount. Comenzamos en una cárcel franquista, en  Burgos, para saltar a los últimos días de paz en París, donde también vivimos la drôle de guerre y la caída de Francia.




Camarada X, de la Metro - Goldwyn - Mayer, un film muy desconocido de King Vidor que sigue el camino de Ninotchka. Desarrollada en Moscú, se burla del amor libre, la paranoia Stalinista por los espías y saboteadores, y lo más grave, las cribas y asesinatos de Stalin.










Termino el mini ciclo con Once upon a Honeymoon, de Leo McCarey para la RKO, que trata de las ambiciones territoriales de Hitler: Checoslovaquia, Austria, Polonia, Francia… como telón de fondo de otras ambiciones, una buscavidas rubia, corista de Brooklyn, Ginger Rodgers, casada con un jefe nazi.








No hay comentarios:

Publicar un comentario