22 may. 2019

Burt Lancaster (II) ¿desnudo real o falso?



Estas fotografías que circulan por la red,  y que incluso una ha salido publicada por la revista FOTOGRAMAS, ¿son reales? En las que se muestra de perfil sí parecen más o menos creíbles, ¿o es un burdo montaje? En la que está acompañado no me la creo, y la frontal parece un mal photo shop, pero es justo la que FOTOGRAMAS publicaba en su sección erótica. 






Brigitte Fossey (I)

Veremos en otra entrega a parte lo que supuso su debut en el cine en Juegos prohibidos y, como en el caso igual al de Orson Welles, empezó en lo más alto, imposible superar el primer éxito,  a continuación tan sólo vino la bajada. En este artículo - homenaje, recordaré las películas que de ella he visto y la mala suerte que corrió con algunas. 




Junto a Alain Delon, ¿quién se acuerda de Charles Bronson si tenemos al galo de ojos azules en la película?,  salía en Adios amigo.  La película es correcta pero olvidable. 




Tuvo un papelito corto en uno de los mayors éxitos del cine francés de aquellos años, Les valseuses, donde era asaltada por Depardieu y Dewaere en un tren. 



Adoro, como diría un francés, la película que hizo con Claude Lelouch sobre ladrones,  policías y la gestapo en  el París ocupado por los nazis (sí, otra vez la II Guerra Mundial) . Se titula Le bon et les mechants y tuve que bajar, con lentitud, una copia doblada al italiano porque mi francés está lejos de ser bueno... sin subtítulos. 

Ella es una niña burguesa del Paris bien que se casa con un comisario en ascenso de la prefectura de París, interpretado por el siempre excelente Bruno Cremer. Se aburre un poco en Vichy (normal), y de regreso a la capital verdadera, juega como informante a la resistencia, formado ese grupo por una banda de ladrones. 
Fue nominada al Cesar como mejor actriz de reparto pero no ganó. 














foto del rodaje o para una revista, yo no recuerdo verla integrada en ella, y la he visto ya dos veces. 



Truffaut la llevó al mundo literario. El amante del amor. Ella es la editora de unas curiosas memorias escritas por un profano en el arte de escribir, pero un experto en conquistar mujeres. La película es preciosa. Los yanquis la rehicieron con Blake Edwards, Burt Reynolds (sin comentarios) y Kim Basinger. 






Doblada al alemán, en Frankfurt, protagoniza con el rubio y guapísimo, en esto ella parece siempre haber tenido suerte, Helmut Griem, una, para  mí floja adaptación de la novela de Patricia Highsmith de mismo título, La celda de cristal, El sí resulta nominado al Oscar y va a Hollywood, donde pierde. 







Para su desgracia, actuó en la peor película de Robert Altman, una distopía muy gélida y tonta, Quintet junto al hombre más guapo del mundo: Paul Newman. 




La contrata el ex marido de Cardinale, Franco Cristaldi, para un bonito, triste papel secundario como la Elena envejecida que se reencuentra con su primer amor, Jacques Perrin, en la película italiana más exitosa y premiada desde Amarcord, y entre el fracaso de taquilla en Italia y  las tijeras podadoras de metraje MIRAMAX de Weinstein cortan 45 minutos, todos donde ella aparecía. A pesar de estar doblados por actores de lengua italiana, la escena en el coche al resguardo de la lluvia es extraordinaria. 
Yo siempre he defendido, amado y preferido el montaje íntegro. 





Al buscar fotos para ilustrar esta página, he leído en otros sitios webs que ahora es muy católica practicante, pero en el pasado se desnudó, como todas, hija, como todas. 






21 may. 2019

Adriana la Cerva, emperatriz de todas las chonis

Revisé Los Soprano por segunda vez, y una vez más, lo que más me gustó  y donde más sufrí fue con Adriana. Gran serie, casi perfecta. Bastante floja la sexta temporada.  Gracias HBO por darnos a Adriana: su evolución, conflictos éticos, morales, su padecimiento, sus estilismos, todo en ella es glorioso.

Gracias Drea de Matteo por interpretarla tan bien. 

Siempre Adriana en mi mente y corazón.