21 may. 2019

Analía Gadé muriose

En un país como Francia, su muerte, su legado, su presencia hubiese abierto los informativos y todo el mundo sabría quién fue Analía Gadé.





Pero esto es España... y sí, ha salido en tv, poco, ha aparecido en los periódicos, pero no lo suficiente. 

Ella fue la primera hispano-argentina del cine español, fue moderna cuando nadie lo era. Era rubia (más o menos con una base natural) y le quedaba bien ese rubio, incluso en platino ceniza a lo Kim Novak. Cejas de Audrey Hepburn. Tenía un cuerpo de maggiorata italiana y una cara de ángel. Acento argentino suavizado, sexy, divino. Guapa, y creo que simpática, siempre nos quedará junto a Fernando Fernán Gómez, trabajó con él en muchas películas, algunas, confieso, no las he visto. 

Las que sí he gozado y recomiendo, en especial la muy famosa, divertida comedia influenciada por el cine italiano entre Neorrealismo rossa y una incipiente Commedia all'italiana es La vida por delante; su continuación, o la bastante  feminista Sólo para hombres; pero me temo que ninguna feminista tenga cultura ni sentido del humor para conocerla y apreciarla. Detesto este feminismo actual con toda mi alma. 












Incluso tuvo dos papeles en unos Spanish- giallo, falsamente vendidos como Italianos, en cines, dvds y Blu Ray  de USA, Alemania, Francia o UK. Pero son producciones españolas en coproducción con Italia. 

El ojo del huracán 


















La mansión de la niebla, estrenada incluso en EEUU. 






Me enamoró su gran papel de fascista sofisticada, esnob, preciosa vestida con Chanel en Las largas vacaciones del 36, donde se disfrazaba de miliciana en su Hispano Suiza el 19 de julio de ese 1936. Sorrentino se inspiró en esa pareja que sueña con lo perdido, el lujo y la buena vida,  para Le conseguenze dell'amore. 









No hay comentarios:

Publicar un comentario