30 sept. 2019

Hitler's Hollywood. UFA e Ingrid Bergman

El 25 de octubre se estrena en España uno de los mejores documentales hechos sobre cine. Del mismo director,  Rüdiger Suchsland, De Caligari a Hitler, basado en el mítico libro de Krakauer del mismo título que prueba que en el inconsciente, el cine ya había adelantado a Hitler y todo lo que pasó.




www.youtube.com/watch?v=eAPu5k_1yk4

Mussolini también tuvo un Hollywood particular, casi sin competencia en los años de la autorquía cuando las majors cerraron sus oficinas en Roma; pero no las independientes RKO y United Artist que siguiieron hasta diciembre del 41. Disney incluso tuvo un sello fascista con mudito de  Blancanieves, algo que la inclusiva compañía querría borrar hoy.




Un poco sobre esos años habla Passioni nere, un documental disponible en youtube. No está en cambio Cinecittà Babilonia, cuando las divas, el sexo, la cocaína y las camisas negras se mezclaron.

En Hitler's Hollywood sí se nos muestra un viejo secreto bien guardado, la película anti feminista UFA que Ingrid Bergman hizo en Berlín en 1937, pero sigue callando el otro, gracias Donald Spoto, que Bergman era 50% alemana, familia materna, toda, enterita del norte, y tíos en el partido. Años incómodos en los que a una alemana, injustamente premiada en años consecutivos con el Oscar, la vendían como austriaca: Luise Rainer; o el abuelo Trump se hacía pasar por holandés o sueco, y se quitaba la F del apellido.





En Italia sí tuvieron una película feminista, basada en una novela de la exitosa escritora de origen aristocrático cubano, Alba de Céspedes y Bertini, pero será que a Potemos y a las feministas italianas les disgusta su existencia, su éxito masivo, y disfrutan con el olvido actual. Nessuno torna indietro, el título lo predijo todo.



¿Hubo guerra de divas? ¡Menudo reparto!

Doris Duranti: amante del ministro de propaganda,  diva fascista. Cenó con Goebbels.
Valentina Cortese, de las pocas que fue a trabajar a Venecia, al cinevillagio y no tuvo que pagar por ello. Incluso trabajó en Hollywood.
Maria Denis, salvó la vida de Visconti y él le destrozó la suya
María Mercader, adúltera con Vittorio de Sica hasta que pudieron legalizar la situación, un proceso kafkiano que duró unos 20 años.

Gracias, Blasetti. Y la guerra les jodió la vida a muchas.















Ingrid Bergman estrella de la UFA , El pacto de las cuatro (1938) Die vier Geseller. Rompió el contrato con la compañía alemana y firmó otro en Hollywood con David O Selznick.




¡Qué hermoso es ese edificio de la Shell! 






Franco nunca tuvo un Hollywood a su disposición, por mucho que CIFESA soñase conn serlo, hasta en eso fue  un inútil acomplejado, y eso que jugábamos con la ventaja del idioma y con un inmenso mercado disponible, todas las Américas.

Zarah Leander, reina de la taquilla... europea.








Marika Rokk, una belleza, una mirada, unos ojos, todo es fascinante




Kristina Söderbaum: nadie moría mejor que ella en pantalla. 







No hay comentarios:

Publicar un comentario